Hace nás de 12.000 años ya se consumían los frutos secos

 

 

El fruto nace de la flor y es el encargado de contener y proteger las semillas, además de asegurar su dispersión.

 

 

Según la envoltura que pretege las semillas, los futos se catalogan en dos grupos básicos, frutos secos y frutos carnosos.

 

 

En los frutos secos la envoltura es seca y dura como en la almendra o la nuez, entre otras.

 

 

En los frutos carnosos las semillas están envueltas por una capa jugosa y comestible como la naranja o el mango entre otros. Los frutos carnosos se llaman frutas.

 

 

Los frutos secos tienen menos del 50% de agua, son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, fibras, proteinas, oligoelementos, vitaminas E, B...y ácidos grasos omega 3, fósfor, magnesio, cobre, hierro, selenio, cinc, calcio, ácido fólico, escasos hidratos de carbono, sustancias bioactivas como antioxidantes y fitoesteroles, potasio, azufre...

 

 

En los frutos secos se pueden considerar dos grandes grupos: los que están rodeados por una cáscara dura como la almendra, la nuez, el pistacho, pipas de girasol, pipas de calabaza, la castaña...

 

 

y las frutas desecadas como la uva pasa, las ciruelas desecadas, los dátiles, los higos, los orejones...

 

 

Los frutos secos, de probados beneficios cardiovasculares, podrían reducir, además, el riesgo de cálculos biliares en ambos sexos y de diabetes en mujeres, reducir el nivel de colesterol malo e incrementar el colesterol bueno. las grasas intervienen en el control de los niveles de los triglicéridos y el colesterol del organismo, lo que les convierte en alimentos cardioprotectores.

 

 

Los frutos secos contienen antioxidantes (entre ellos, las vitaminas E y C) que son imprescindibles para combatir la acción de los radicales libres, sustancias responsables de algunas enfermedades degenerativas y del envejecimiento, aliviar la fatiga y el estrés ayuda a prevenir la osteoporosis, previene el estreñimiento y enfermedades intestinales como la diverticulitis.

 

 

Los frutos secos son últiles en grandes esfuerzos intelectuales, anemias y para mejorar la actividad del hígado y el metabolismo. Deberían tomarlo enfermos de riñon, hígado, circulación y gota. No son adecuados en la obesidad. Pero podemos decir que son los alimentos más completos que existen.

 

 

Arroz con especias y frutos secos

Ingredientes: dos partes de arroz integral basmati (puesto a remojo desde la noche anterior) y una parte de arroz salvaje (negro), uvas pasas sin pepita, ciruelas pasas, dátiles, orejones, almendras, una mezcla de especias: canela, hinojo, clavo, anís,pimienta y curry (todas ellas en polvo), ajo, licor (queda muy bien con crema de wisky, licor de mora...) y sal.

Se ponen, con antelación en remojo, en el licor, las uvas pasas, las ciruelas sin pepita, los dátiles, los orejones y las almendras (peladas). Se cubre el fondo de una cazuela con aceite virgen extra y se añaden los dientes de ajo y se doran, se añaden después los frutos secos troceados que estaban a remojo, bien escurridos. Se revuelven durante unos tres minutos y se añaden los arroces, se les da unas vueltas y se le añaden las especies, la sal y el agua necesaria para finalizar la cocción de los arroces (el agua en la que el arroz estuvo a remojo). Al servir se pueden añadir en el plato, si apetece, más especies.


Pastel de frutos secos

4 huevos.

120 gramos de azúcar.

120 gramos de harina.

50 gramos de margarina.

1 sobre de levadura.

1 limón (raspadura).

50 gramos de avellanas tostadas.

50 gramos de nueces peladas.

50 gramos de uvas pasas sin pepita.

50 gramos de almendras tostadas peladas.

50 gramos de cerezas en almibar.

50 gramos de orejones

Separamos las claras de las yemas. En un recipiente se pone el azúcar, la margarina, la raspadura de limón, las yemas de huevo y se mezcla todo. Agregamos poco a poco la harina mezclada con levadura y las claras batidas a punto de nieve. Mezclados todos los ingredientes añadimos las nueces, las uvas pasas, las avellanas, las almendras, las cerezas y los orejones en trocitos pequeños. Vertemos el conjunto en un molde redondo antiadherente untado con mantequilla y espolvoreado de harina y horneamos a 180º C durante 45 minutos.

 

Mª Lourdes García Jiménez

Mª Lourdes García Jiménez

Puedes imprimir en PDF: los frutos