Según la definición oficial de la Organización Meteorológica Mundial, la lluvia es la precipitación de partículas líquidas de agua de diámetro mayor de 0.5 mm o de gotas menores, pero muy dispersas.

Es un fenómeno atmosférico que se inicia con la condensación del vapor de agua contenido en las nubes cuando éstas atraviesan capas de aire frío.

La formación de gotas de lluvia, a partir de las diminutas gotitas que forman la nube, necesita la existencia de cristales de hielo sobre los que se depositan las gotas de agua. De este modo van creciendo los cristales hasta que son lo suficientemente grandes para caer por su propio peso, dando lugar a la lluvia en el momento en que se funden antes de llegar al suelo.

La lluvia depende de tres factores: la presión, la temperatura y la radiación solar.

La cantidad de lluvia que cae en un lugar se mide con los pluviómetros

 

 

 

 

 

 

 

 

El volumen de agua caído por unidad de tiempo y superficie.

Un milímetro de agua de lluvia en el pluviómetro equivale a 1 l. de agua por m² Se mide habitualmente en mm/h.

La intensidad de lluvia depende de su duración. Cuando la intensidad de lluvia excede a la capacidad de filtración del suelo se presenta el escurrimiento superficial que puede dar lugar a inundaciones en las partes más bajas.

Tanto el escurrimiento superficial como el subterráneo van a alimentar los cursos de agua que desaguan en los ríos, lagos, fuentes, pantanos, embalses y el mar.

 

 

 

El agua por gravedad y por equilibrio necesita una salida y cuando la tierra no absorbe el agua caída de la lluvia se originan corrientes que se precipitan hacia tierras más bajas

Tanto las gotas de lluvia como las corrientes causadas por ellas erosionan lentamente la superficie de la tierra al hacer saltar partículas de arena y rocas que arrastran después las corrientes llevándolas a otros lugares.

La deforestación es una de las causas de la erosión del suelo. Cuando no hay árboles, la lluvia golpea directamente la tierra en lugar de gotear gradualmente desde las ramas y caer suavemente sobre el suelo forestal. Cuando la lluvia es torrencial el agua golpea fuertemente el suelo, arrastrando la capa de material orgánico, Una fuerte erosión puede provocar deslizamientos de terrenos y evita el crecimiento de nuevas plantas.

Muchos espacios deforestados se convierten en predesiertos.

 

 

 

 

 

 

 

Las actividades humanas son la principal causa de la lluvia ácida. Los seres humanos han emitido tal cantidad de substancias químicas al aire que han cambiado la mezcla de gases en la atmósfera.

Las centrales eléctricas emiten la mayor parte del dióxido de azufre y muchos de los óxidos de nitrógeno cuando queman combustibles sólidos para producir electricidad.

El escape de los automóviles, camiones y autobuses también emite óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre en el aire.

Estos contaminantes producen lluvia ácida que causa daños en los bosques.

Los humos contaminados con dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno se disuelven muy fácilmente en el agua de las nubes que son acarreados por las nubes y el viento a grandes distancias.

Los árboles que se hallan en regiones montañosas elevadas, corren mucho riesgo porque están expuestos a las nubes y la niebla ácidas.

Cuando cae la lluvia, empapa el suelo y disuelve los nutrientes, como el magnesio y el calcio, que los árboles necesitan para mantenerse sanos. También deposita los restos de aluminio en el suelo lo que hace difícil que los árboles puedan absorber agua. La niebla ácida disuelve los nutrientes que los árboles tienen en sus hojas o agujas, esta pérdida de nutrientes disminuye la resistencia de los árboles a los daños causados por infecciones e insectos, y también por el frío del invierno y con el tiempo mueren.

 

 

 

La materia radiactiva que existe en la atmósfera como consecuencia de las explosiones nucleares y que forma nubes por su capacidad de condensación pueden ser arrastrados por los fenómenos atmosféricos alrededor de la Tierra y caer con las gotas de lluvia. La lluvia radiactiva puede ser local, en el lugar donde se produce la explosión y mundial, cuando cae en distintos lugares de la Tierra al cabo de meses o años.

 

Chernobyl

 

perseidas

leónidas

tuáridas

 

 

 

 

      

 

Se produce cuando minúsculas partículas de polvo entran en la atmósfera terrestre a gran velocidad y se desintegran por fricción, produciéndose el rastro luminoso que llamamos estrella fugaz.

Las partículas de polvo proceden de los cometas que pasan por el interior del Sistema Solar. Salen despedidas al espacio formando un anillo de partículas, llamado enjambre de meteoros. La órbita terrestre cruza algunos enjambres de cometas de periodo corto, produciendo lluvias de meteoros anuales, como las Leónidas o las Perseidas.

Se llaman así porque las vemos aparecer por puntos estelares donde se encuentran las constelaciones de las que reciben su nombre.

Cuadrántidas - constelación desaparecida llamada Quadrans Muralis que ocupaba parte de la actual constelación de Boyero o Boötes - restos del asteroide 2003 EH1 - del 1 y el 5 de enero

Líridas - constelación de Lira - restos del cometa Thatcher - del 16 y el 25 de abril

Perseidas - constelación de Perseo (lágrimas de S. Lorenzo) - restos del cometa SwiftTutlle - del 17 de julio y el 24 de agosto

Dacrónidas - constelación del Dragón - restos del cometa Giacobini-Zinner - del 8 y el 10 de octubre

Oriónidas - constelación de Orión - restos del cometa Halley - del 2 de octubre al 7 de noviembre.

Tuaridas - constelación de Tauro - restos del cometa Encke - 5 y el 12 de Noviembre

Gemínidas - constelación de Géminis - restos del asteroide Phaeton - del 7 al 17 de diciembre.

 

 

 

Hasta ahora se había provocado lluvia en nubes ya existentes vaporizándolas con pequeñas partículas de yoduro de plata, pero nunca antes se habían creado nubes artificiales generadoras de lluvia,

Científicos de la Universidad Libre de Bruselas y la Universidad Ben Gurión de Israel, junto con la NASA, han diseñado un sistema con planchas de material negro , que absorbería el calor de los rayos del Sol y permitiría crear nubes artificiales y lluvia en ciertas zonas con sequía o desertizadas, como en España.

El profesor Leon Brening del Departamento de Física de la Universidad Libre de Bruselas confirma que no es para luchar contra el fenómeno de la sequía a escala global pero sí localmente.

 

 

       

 

Es un fenómeno meteorológico extraordinario, que consiste en la caída del cielo de numerosos animales , frecuentemente de una sola especie.

El fenómeno ha ocurrido en muchas regiones a lo largo de la historia.

Tiene origen en la formación de trombas marinas y tornados. Los vientos que se arremolinan debajo del meteoro son capaces de capturar objetos y animales, transportándolos a alturas relativamente grandes y recorriendo grandes distancias.

En 2002 llovieron peces en Grecia

En 2007 llovieron arañas pequeñas en Salta, Argentina

En 2007 llovieron ranas pequeñas en El Rebolledo, Alicante

 

Mª Lourdes García Jiménez

Mª Lourdes García Jiménez

Puedes imprimir en PDF: la lluvia

Enlaces para ampliar información