El verano es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas. Astronómicamente comienza con el solsticio de verano, el 21 de junio y termina con el equinoccio de otoño, el 21 de septiembre, en el hemisferio norte.

En el hemisferio sur es el comienzo del invierno, el 21 de diciembre en el solsticio de invierno hasta el 21 de marzo en el equinoccio de primavera.

El verano se caracteriza por tener los días más largos y los rayos solares con menor inclinación, por lo que las temperaturas son las más altas del año.

El día del solsticio de junio es el día más largo del año en el hemisferio Norte, y el más corto en el hemisferio Sur porque allí es invierno.

 

 

 

 

      

 

En cualquier lugar del hemisferio norte, el día del solsticio de verano es el día más largo del año, ya que el Sol está a su mayor distancia angular del polo norte y el eje de la tierra está inclinado hacia el sol.

Durante el tiempo cercano al solsticio de verano, el hemisferio norte está recibiendo más cantidad de luz solar por un lapso de tiempo más largo, lo cual calienta al hemisferio de manera efectiva, causando las temperaturas cálidas promedio del verano.

En el Ecuador, el día y la noche tienen la misma duración. La temperatura apenas varía, debido a que los rayos inciden casi verticalmente durante todo el año.

 

 

      

 

El solsticio de verano indica el punto donde el polo norte de la Tierra se encuentra inclinado hacia el Sol a su máximo.

Los polos se mantienen fríos porque nunca están inclinados en dirección a la trayectoria de los rayos del Sol. La luz debe viajar a través de tanta atmósfera que se esparce gran parte antes de llegar a la superficie de los polos.

Pero estamos en un periodo de calentamiento global que los afecta. Los polos son significativamente más cálidos y la primera consecuencia de la subida de los termómetros es el deshielo de los polos y la expansión del agua marina, con el consiguiente aumento del nivel del mar.

Las plataformas de hielo de Groenlandia y la Antártida han disminuido su superficie y Según expertos del Consejo Internacional de Ciencias y de la Organización Meteorológica Mundial, es probable que en 50 años desaparezcan estas superficies heladas en la temporada de verano.

 

 

 

 

 

 

      

 

Durante el verano el polo norte recibe luz solar todo el tiempo ¡y no hay noche durante seis meses!.

Este es el sol que se ve en el polo durante el día polar. Este fenómeno se llama "Sol de medianoche" en lugares cercanos a los polos

El polo sur queda en la sombra y ¡no hay día en seis meses!

 

 

 

Una aurora boreal o polar se produce con llegada de masa solar (eyección) que choca con los polos de la magnetosfera (campo magnético terrestre que desvía la mayor parte del viento solar formando un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del sol ). Parte de las partículas cargadas son conducidas sobre la alta atmósfera produciendo las auroras boreales o australes

 

Mª Lourdes García Jiménez

Puedes imprimir en PDF : el verano

Mª Lourdes García Jiménez

Enlaces para ampliar información

http://www.windpower.org/es/kids/index.htm