Hacer un mundo nuevo

Le regalé una paloma al hijo del carcelero.

Dicen que la echó a volar sólo por verle el vuelo.

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del carcelero!

Le regalé un halcón al hijo del terrorista;

él le cortó pico y garras para que no hiciera más víctimas.

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del terrorista!

Di semillas de esperanza al hijo del general;

él se puso a sembrarlas con el fusil de papá.

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del general!

Ofrecí un ramo de flores al hijo del presidente;

él empezó a repartirlas y a cantar "Viva la gente".

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del presidente!

Le regalé mil millones al hijo del gran banquero;

él los dio a Manos Unidas en favor de los hambrientos.

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del gran banquero!

Regalé una gran estrella a los hijos del escéptico;

la llevaron por la calle para que vieran los ciegos.

¡Qué hermoso va a ser el mundo del hijo del escéptico!

 

                                              Antonio Machado

 

Cerrar esta página para volver