Zagalejo de perlas

Zagalejo de perlas,

hijo del alma,

¿dónde vais, que hace frío,

tan de mañana?

 

Como sois lucero

del alma mía,

a traer el día

nacéis primero,

pastor y cordero

sin choza ni lana;

¿dónde vais, que hace frío,

tan de mañana?

 

Perlas en los ojos,

risas en la boca,

las almas provoca

a placer y enojos;

cabellitos rojos,

boca de grana,

¿dónde vais, que hace frío,

tan de mañana?

 

Que tenéis que hacer,

pastorcito santo,

madrugando tanto,

lo dais a entender;

aunque vais a ver

disfrazado el alma,

¿dónde vais, que hace frío,

tan de mañana?

                                                (Lope de Vega)