Nunca suenan las campanas

Nunca suenan las campanas

con tan dulce claridad

como cantando las glorias

de la hermosa Navidad.

 

Es por que canta la Noche feliz.

Es por que canta la Noche sin par,

en que Dios Niño ha nacido

y en el mundo ha de reinar.