La Virgen fue lavandera 1    

La Virgen bajó a lavar

sus blancas manos al río.

El agua quedó hechizada,

la luna se ha oscurecido.

 

Ríete, Niño, no llores más,

que a mí me aflige el verte llorar.

Ay, sí, sí, sí, el verte llorar,

ay, sí, sí, sí, el verte llorar.

 

Este niño que aquí está

durmiendo sobre unas pajas,

tan pobre y humilde, es

nuestro Supremo Monarca.

 

Ríete, Niño, no llores más,

que a mí me aflige el verte llorar.

Ay, sí, sí, sí, el verte llorar,

ay, sí, sí, sí, el verte llorar.

 

Ay, no me hagas pucheritos,

que me vas a hacer llorar.

Callad, que aquello que hice

no lo volveré a hacer más.

 

Ríete, Niño, no llores más,

que a mí me aflige el verte llorar.

Ay, sí, sí, sí, el verte llorar,

ay, sí, sí, sí, el verte llorar.