En Belén

(Popular de México)

 

Ya en Belén estamos,

podemos sumisos

brindar nuestros dones

al Dios pequeñito.

 

Quedo, muy quedo,

quedo, quedito.

 

Mas entremos quedo,

no despierte el Niño,

que siendo de noche

debe estar dormido.