Duérmete ya

Duérmete, Niño mío,

duérmete, blanca flor;

con sus gorjeos arrulla

tu sueño el ruiseñor.

 

Junto a tu blanca cuna,

vela siempre mi amor.

Duérmete ya, rosa de abril,

duérmete ya, blanca flor.

                                       (Anónimo)