Corderito blanco

(Popular)

 

Corderito blanco,

que durmiendo estás:

déjate, bien mio,

déjate arrullar.

 

Si te duermes, Niño mío,

yo te quiero despertar,

pues vinieron desde Oriente

los tres Reyes a adorar.

 

No te duermas, mi vida;

no te duermas, mi cielo.

A ro, ro,

que te arrullo yo.