Arrullo

En los rigores de noche fría

María arrulla al Niño Dios,

cantando alegre la melodía

bajo el latido del corazón.

 

Duérmete, Niño,

duérmete pronto,

toda mi vida,

todo mi amor.

 

Cae la nieve

cubriendo los campos,

al ritmo suave de su voz.

 

                                   (Anónimo)