Biografía
José María Pemán

 

¡Salinas de San Fernando!

¡Agua quieta en los esteros!

¡Cómo huele a yodo cuando

se van los charcos secando

con los calores primeros!