Biografía
Camilo Valverde

Granada

Es la Alhambra princesa misteriosa
sitiada por devotos pretendientes;
la abruman de requiebros tan ardientes
que, tímida, se oculta silenciosa.

Su incisiva mirada brilla airosa,
prendida en sus ojazos complacientes,
al rumor de arabescos relucientes
ebrios de sol en brisas armoniosas.

Doncella recatada, con finura,
encubre su elegancia recoleta,
reservando discreta su hermosura.

Al arrebol, se adorna muy coqueta,
y, vistiendo de aromas su ternura,
sólo espera el abrazo de El Veleta.


Granada, soberana

Granada, de quereres soberana,

por las verdes acequias de arrayanes,

desgrana los suspiros de galenes

en sus lunas moriscas de sultana.

Absorta en su labor de filigrana,

tras visillos, trabando los hilvanes

con hilos de agua, labra tafetanes

que envuelven sus hechizos de gitana.

En su imagen henchida de fragancia,

se desvela el embrujo misterioso

que paulatino exhala su prestancia.

Adornada de porte prodigioso,

embriagada con tan lúcida elegancia

que introduce en deleite delicioso.